Un país para todos

La fuerza política de la inclusión septiembre 8, 2008

Filed under: Desigualdad y pobreza — unpaisparatodos @ 1:45 pm

Los esfuerzos de inclusión social y productiva de nuestras mayorías están lejos de ser un ejercicio tecnocrático. Son, ante todo, una decisión colectiva -y en ese sentido política- de construir otro país, más solidario y activo, que sea capaz de enfrentar la injusticia de la pobreza y de producir la base material de una vida digna. Estos esfuerzos representan una oportunidad para vivir con más paz social, sin el oprobio del sufrimiento de muchos ni la vergüenza del resto por no saber cómo actuar.

Un programa masivo para luchar contra la pobreza podría cambiar el mapa político del país. Amplios sectores con indudable peso electoral se movilizarían para sostener sus nuevos intereses y aspiraciones, en la búsqueda de formas institucionales que los representen y contengan. Los diferentes partidos tendrían que salir al encuentro de esas fuerzas emergentes y esa actitud podría ser compensada con nuevos afiliados y electores.

Esto no se dará fácilmente porque es un frente abierto de trabajo creativo que será necesario desandar con inteligencia y habilidad. No es sencillo desarmar los procesos vigentes de exclusión, ya que la transición hacia una sociedad inclusiva implica afectar intereses establecidos. Y si bien la solidaridad es un valor preciado a nivel individual, el pasaje a un sistema socioeconómico que destrabe las energías hoy desaprovechadas de nuestras mayorías acarreará ajustes y transformaciones en varios órdenes de la vida nacional. Todos los actores económicos, sociales y políticos tendrán que reposicionarse en ese nuevo contexto. Es de esperar que las nuevas oportunidades que surjan de un mercado más integrado y de un sistema de gobernabilidad mejor sustentado sean en general bien recibidas, aunque siempre habrá quienes se opongan a ese cambio o deseen dosificarlo para que se produzca muy lentamente.

Para encarar esa resistencia vale establecer una amplia alianza de fuerzas políticas decididas a incorporar los esfuerzos de inclusión en el más alto nivel de elaboración de las políticas de Estado. Los antagonismos sociales no nos han permitido desplegar plenamente el potencial nacional y los resultados están dolorosamente a la vista. Se requerirá de mucha creatividad y liderazgo para encontrar soluciones que vayan desmontando esos antagonismos hasta transformarlos en tensiones legítimas entre diferentes intereses que el sistema democrático logre administrar constructivamente. En verdad, estamos hoy redactando los nuevos contratos sociales para este siglo XXI y no un mero programa de bienestar social. Lo que está en juego es de tal magnitud y trascendencia que hace a la suerte de nuestro propio sistema de funcionamiento político y económico.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s