Un país para todos

Dignidad frente a la crisis noviembre 19, 2009

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 4:50 pm

Los sectores más afectados por las crisis sobreviven como pueden el curso del temporal; se endurecen las circunstancias de escasez y de abandono. Hay quienes sólo ven salidas en el delito y las adicciones pero muchos otros estrechan lazos, refuerzan la solidaridad frente al desasosiego. Se agudiza la creatividad aunque a base de la improvisación, del ensayo y del error. En medio de la precariedad de recursos aflora el talento y la determinación pero, por ausencia de efectivos sistemas de apoyo, cuentan con limitado acceso al conocimiento, a la moderna ingeniería de negocios, a la información oportuna, a contactos facilitadores. Si bien muy meritorios, los logros y los resultados terminan siendo magros.

En una crisis bajan las aguas y puede verse el fondo del río; apreciar quién es quién, dónde hay roca y dónde tan sólo lodo. Emocionan quienes, en ese huracán de temores y de egoísmo, de desconcierto y de aceleración, dan batalla no sólo por el propio ser; personas de diversa extracción y experiencia que luchan por lo suyo y por los demás. Irradian dignidad; movilizan esperanza; dan también la medida de la absurda e inmensa esterilización de esfuerzos que nuestro rumbo y forma de funcionar acarrean.

Frente a la crisis quizás el más urgente e imperioso desafío sea saber erguirse por sobre nuestros desencuentros. Es que necesitamos tomar iniciativa ayudándonos unos a otros, trabajar para lograr convergencias, movilizar y compartir conocimiento, ajustar el rumbo, organizar la acción, mejorar la forma de funcionar. Son diversos los frentes y bien difíciles de encarar estando desunidos.

La realidad es como es y no debiera amedrentarnos; hay mucho por conocer y por reconocer. Mantenemos en un penoso segundo plano valiosos activos intangibles, como son nuestra capacidad de tomar iniciativa, de organizar nuevas instituciones, de generar sinergías, de sumar esfuerzos en lugar de restarlos. De ahí emana una tremenda energía que poco utilizamos. Para desplegarla toca reflexionar, agruparnos organizadamente, ejercer con propiedad nuestro libre albedrío alejándonos por igual de un determinismo paralizante como del riesgoso voluntarismo.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2009
www.opinionsur.org.ar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s