Un país para todos

Formación de capital en la base de la pirámide social febrero 5, 2010

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:19 pm

La formación de capital en la base de la pirámide social cumple un crítico rol para lograr un desarrollo sustentable y evitar que se reproduzcan las circunstancias que condujeron a la crisis: es un factor clave en el esfuerzo por abatir la desigualdad y la pobreza, posibilita movilizar a pleno el potencial realizador de una sociedad, canaliza el ahorro hacia actividades productivas y no especulativas, ensancha el mercado interno, cambia el perfil de la demanda efectiva, contribuye a resolver graves conflictos sociales, ayuda a contener la inseguridad y refuerza la gobernabilidad democrática.

Se trata de generar capital social en materia de salud, educación, organización social e instituciones de apoyo a familias de escasos recursos, y capital económico, de contactos y conocimientos en las pequeñas y micro unidades productivas. Para esto último hay una variedad de instrumentos que pueden ser utilizados: los ya conocidos programas de microfinanzas, desarrolladoras tanto de negocios como de emprendimientos inclusivos, pequeños fondos locales de apoyo a la inversión productiva, diversas modalidades de cooperación por parte de la comunidad científica y tecnológica, sistemas públicos, privados o mixtos de apoyo técnico y de gestión al pequeño productor, nuevas redes de inversores ángeles social y ambientalmente responsables.

Existe también moderna ingeniería de negocios que está disponible y puede ser utilizada con efectividad para articular pequeña producción, hoy dispersa, en organizaciones económicas de porte medio capaces de acceder a mejores oportunidades de mercado. Entre otras modalidades, son bien conocidos los sistemas de franquicias, los consorcios de comercialización y de exportación, las centrales de servicios que trabajan en apoyo de pequeños productores manufactureros, las modernas cooperativas de producción, las agroindustrias locomotoras o supermercados solidarios que integran redes de pequeños agricultores.

No falta conocimiento ni canales para facilitar la formación de capital en la base de la pirámide social; tan sólo la decisión política de avanzar a gran escala en esa dirección.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2009
www.opinionsur.org.ar

Anuncios
 

Nuevas regulaciones para el sistema financiero

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:09 pm

El necesario ajuste del rumbo sistémico exige adoptar cambios estratégicos en varios campos. Uno de ellos hace a la transformación del sistema financiero de pre-crisis que fue el factor que gatilló la crisis. Hoy existe una pugna, aún no definida, entre quienes desean preservar el anterior status quo (con los privilegios que derivan de ello) y los que promueven la transformación del sistema financiero que incluye a entidades crediticias, banca de inversión, compañías aseguradoras, organismos reguladores, calificadoras de riesgo y la propia autoridad monetaria. Se trata de encarar el doble esfuerzo de regular mejor el sistema financiero existente junto con crear o fortalecer a entidades financieras orientadas a movilizar la inmensa energía que anida en la base de la pirámide social.

Entre otras medidas se proponen las siguientes:

  • Establecer firmes criterios de solvencia y liquidez para las entidades financieras exigiendo un mayor nivel de capitalización; que ese capital esté respaldado con activos de alta calidad; que en épocas expansivas se incrementen las reservas para encarar eventuales períodos de dificultades; que las entidades financieras dispongan de suficiente liquidez inmediata, que se ajuste el criterio utilizado de contabilizar los activos bancarios conforme al valor del mercado.

  • Introducir cambios en la estructura de gobierno de las entidades financieras de modo de mejorar la supervisión y disponer de alertas tempranas sobre eventuales desviaciones de una trayectoria sustentable.

  • Imponer cambios en los productos financieros ofrecidos de modo de abatir la especulación asociada con riesgos desestabilizadores.

  • Establecer que las compensaciones de los ejecutivos del sistema financiero se calculen en función de resultados de largo plazo y no de rendimientos que no son sustentables.

  • Fortalecer el capital y la gestión de las entidades microfinancieras y de las orientadas a financiar a pequeños y medianos productores, de modo de asegurar mayor efectividad, ampliación de su cobertura y sustentabilidad de corto y mediano plazo.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2009
www.opinionsur.org.ar

 

Reorientando la salida de la crisis

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:01 pm

Las estadísticas van comprobando que, lejos de reducir desigualdad y abatir pobreza, la crisis acrecentó la concentración económica y el poder de decisión. La dinámica del proceso produjo una severísima pérdida de empleos, contención de los ingresos de asalariados, reducción de la producción y aún cierres de la inmensa mayoría de micro, pequeños y medianos productores.

Está claro que para salir de la crisis se requiere determinación y coordinar políticas y estrategias a nivel global y de cada país. Pero es peligroso y, en última instancia inefectivo, tan sólo procurar “reactivar” un sistema económico cuyo funcionamiento condujo a la crisis; se impone transformar el rumbo y el funcionamiento sistémico de modo de no reproducir parecidas circunstancias.

Para asegurar sustentabilidad es necesario abatir enormes desbalances que existen entre países afluentes y el resto de la comunidad internacional; y, dentro de los países, entre sectores de altos ingresos y grandes mayorías de población pauperizada. El desafío es lograrlo en el contexto de un vigoroso desarrollo del conjunto socioeconómico. No se eliminan los desbalances globales con ayudas parciales que terminan siendo cosméticas y poco significativas, sino reorientando en esa dirección los acuerdos comerciales y el flujo de recursos y de conocimientos. A su vez, los desbalances al interior de los países no se resuelven con “programas especiales” sino, por el contrario, redireccionando las políticas macroeconómicas, movilizando el involucramiento de las empresas líderes de cadenas de valor y asegurando una efectiva acción de apoyo directo a la base del aparato productivo.

Ajustar el rumbo implica nuevas estrategias para salir de la crisis, que cubran no sólo cambios económicos sino también educativos, políticos y de gobernanza. Entre otros vale destacar dos críticos cambios estratégicos que es necesario encarar de inmediato: (i) establecer nuevas regulaciones para el sistema financiero y (ii) desplegar un enorme esfuerzo de formación de capital en la base de la pirámide social.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2009
www.opinionsur.org.ar