Un país para todos

Desvirtuación del debate político noviembre 7, 2011

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 3:19 pm

El debate político se presenta como un elemento clave para conocer las posiciones, las propuestas, la creatividad y destreza de quienes solicitan nuestra representación; es una oportunidad para comprender un poco mejor lo que sucede. Sin embargo, el debate político queda con frecuencia vaciado de contenidos y de significación.

En lugar de ilustrar, el proceso electoral se transforma en una operación de marketing sobre nombres y “marcas”. El elector es manipulado como un consumidor: pesan fuerte envases, mensajes subliminales, consignas y evocaciones que se procura asociar con los candidatos/productos; quedan atrás propuestas, rumbos, trayectorias, estrategias; para qué contrastar visiones, programas, formas de funcionar. Las preferencias se sustentan en empatías impostadas, teatralidades orquestadas, reiteración de lemas y escenarios de fantasía donde pitos, globos, cortinas musicales, gestos envasados procuran remedar situaciones de “alegría”, de “felicidad”, de “satisfacción”, de cuidadosamente estudiadas poses “informales” y “espontáneas”.

Estamos ante un penoso vaciamiento de la discusión sustantiva, de la jerarquización de la política, del debate sobre ideas y propuestas. Priman las campañas publicitarias, los consultores de imagen, los vendedores de ilusiones, los especialistas en ganar aunque sea con engaño o chicanas. Importan los recursos que permitan contratar productores e ilusionistas para transformar la política en teatro y camuflar intereses que no podrían defenderse abiertamente. Por otra parte ¿quién monitorea el cumplimiento de las promesas electorales cuando en pocos años un nuevo equipo de filmación volverá a blindarnos de nuestras mentiras y ofrecerá maquillaje para ocultar penas, tristezas, injusticias y traiciones?

Ante esto no cabe sino trabajo y nuevas búsquedas más allá de ocasionales supremacías. Frente al cambalache marketinero toca trabajar para alinear los múltiples intereses y necesidades del conjunto social. Es alto el precio de renunciar a comprender, organizar, gestionar, reflexionar, rectificar errores, ajustar el rumbo, acercar el futuro. Ni lamento ni mirada azorada. El desafío es fuerte; tendrá que ser épica nuestra respuesta.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2011
http://www.opinionsur.org.ar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s