Un país para todos

Génesis de la crisis global contemporánea noviembre 21, 2011

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 8:02 pm

Una de las principales causas de la crisis contemporánea fue una brecha que se agrandó y se tornó insostenible entre un dinámico sistema productivo y una lánguida demanda que, por insuficiencia de ingresos genuinos, no lograba absorber plenamente lo que se producía. Esta brecha fue encarada no mejorando los ingresos genuinos (lo que hubiese implicado afectar el proceso de concentración) sino proveyendo financiamiento. El crédito facilita el funcionamiento económico siempre que no se sobrepase la capacidad de pago de quienes lo contraen. Pero ante un proceso concentrador que se aceleraba y dejaba rezagados a los ingresos genuinos, la necesidad de financiamiento privado y público creció exponencialmente.

El proceso de concentración perjudicó a las mayorías pero benefició a algunos sectores que acumularon enormes excedentes financieros necesitados de ser reciclados. En ese contexto de debilitada demanda y necesidad de sostener el nivel de producción, no fue difícil para el sistema financiero estructurar audaces ingenierías y lucrativos productos para financiar el consumo. Con atractivas promesas pero encubriendo riesgos lograron atraer los excedentes que buscaban reciclarse. No explicaron a incautos y codiciosos que al no ampliarse la base de sustentación de sus ingenierías financieras (que sería una demanda fortalecida con ingresos genuinos obtenidos de transformar la dinámica concentradora), la situación económica y sus esquemas financieros devendrían inherentemente insostenibles.

Surgió así un extendido sobre-endeudamiento sistémico que dio lugar a enormes burbujas financieras a nivel del consumo y de los propios presupuestos de la mayoría de los países afluentes. Esto fue lo sucedido con los prestamos hipotecarios “subprime” y de las tarjetas de crédito, así como con la deuda soberana.

La responsabilidad de una codiciosa y a veces delictiva gestión financiera actuando con total impunidad fue haber provocado el estallido. Pero esto no hubiese sido posible sin las brechas y distorsiones generadas por la dinámica concentradora agravadas con la adopción de erradas soluciones sustitutas.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur 2011
http://www.opinionsur.org.ar

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s