Un país para todos

Partidos políticos de base popular, no hablar sólo para los propios seguidores enero 22, 2016

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 12:35 pm

Algunas agrupaciones políticas de base popular tienden a dirigir sus intervenciones y decisiones tan sólo a sus propios seguidores; grueso error. La acción política necesita ensanchar el propio espacio si es que pretende incidir con la mayor fortaleza y efectividad sobre el tipo de desarrollo que se aspira para el país o la localidad; para lograrlo, es por tanto imprescindible acceder también a otros segmentos poblacionales que pueden acompañar si empre que se sepa explicitar por qué les convendría hacerlo.
El esfuerzo del campo popular de abrirse a otros grupos sociales tiene varias implicaciones. Dos de las más importantes hacen a la necesidad de (i) adaptar mensajes y lenguaje y, (ii) identificar los intereses específicos de los segmentos que se desea sumar y saber alinearlos con los propios.
El lenguaje es fundamental porque puede atraer o espantar a grupos no familiarizados con nuestro particular folklore político. Cuando se habla con el propio colectivo se utilizan expresiones, conceptos, referencias que hacen a su historia, sus símbolos, sus luchas y tradiciones; alegorías, invocaciones y anécdotas que pertenecen a la audiencia partidista son evocadas con facilidad. En cambio, cuando se trata de aproximar a grupos sociales que no comparten ese léxico y simbología habrá que adaptar la forma de expresar nuestras propuestas y convicciones. Lo que realmente importa es saber compartir cómo se percibe la realidad en la que nos desenvolvemos, cuáles son los procesos (abiertos o encubiertos) que explican por qué las cosas son como son, hacia donde nos proponemos avanzar, las fortalezas y debilidades con que contamos y, muy especialmente, la capacidad de comprender y respetar las singularidades de cada quien.
La otra crítica dimensión a tener en cuenta al procurar sumar esfuerzos es que cada grupo o sector, si bien pueden compartir intereses que son de la sociedad toda, también en ese contexto defienden ciertos intereses particulares. Habrá que identificarlos y discernir de alguna forma entre intereses legítimos e ilegítimos (aquellos que promueven o atentan contra el bienestar general) y trabajar para procurar alinear los intereses legítimos con los del campo popular. Destacamos el verbo “trabajar” porque esa alineación no siempre se produce de forma espontánea. Con cierta frecuencia , en especial cuando la concentración mediática tergiversa hechos y responsabilidades, sucede que conjuntos de diversos legítimos intereses se plantean como si fuesen antagónicos o contradictorios cuando, en verdad, revisando con habilidad cuales son los puntos esenciales de cada interés particular y cuáles apenas accesorios, pueden encontrarse espacios de convergencia y de complementariedad; estos valiosos espacios son los que sirven de base para materializar el proceso de alineación.
Conclusión: mucho ayudará a expandir el campo popular saber adaptar mensajes y lenguaje a la idiosincrasia de quienes se desea acercar, trabajando para alinear sus legítimos intereses con los de un país (o localidad) para todos.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s