Un país para todos

Alepo es el Nuevo Guernica por Juan Eugenio Corradi noviembre 7, 2016

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 8:54 pm

El ataque coordinado sobre sirios civiles constituye un crimen de lesa humanidad y sólo puede ser revocado no por protestas moralistas sino por un uso sensato de la fuerza.

La semana del 25 de septiembre de 2016 es una fecha que vivirá en la infamia. Un corto cese al fuego acordado entre Estados Unidos y Rusia terminó el lunes y dio pié a la reanudación de las atroces hostilidades. Ese mismo día, un convoy de ayuda de las Naciones Unidas fue abatido por un ataque aéreo del cual los estadounidenses y los europeos culparon a Rusia. Mientras tanto, el régimen de Bashar-al-Assad en Siria montó una ofensiva masiva en la parte oriental de Alepo, un reducto de rebeldes que están peleando contra ese régimen. Como en el pasado, el régimen usó bombas de barril[1] y de racimo[2], como así también armas químicas de manera indiscriminada contra la población. Los ataques contra civiles constituyen una clara violación a la ley humanitaria internacional. El último ataque aéreo fue el más mortífero de un conflicto que dura cinco años y medio, que ha cobrado las vidas de 300.000 personas y ha desterrado de sus hogares a la mitad de la población del país.

Esta masacre rememora a Guernica durante la guerra civil española, en abril de 1937 (irónicamente, en esos días la Rusia soviética tomó partido por los “buenos muchachos”—el gobierno Republicano—contra Franco). Fue un bombardeo aéreo sobre la ciudad vasca de Guernica llevado a cabo a instancias de los rebeldes nacionalistas por parte de sus aliados: la Legión Cóndor nazi alemana Luftwaffe y la Legionaria Aviación fascista italiana, bajo el nombre clave Operación Rügen. El ataque fue infame porque involucró el deliberado objetivo de matar civiles por parte de una fuerza militar aérea. El número de víctimas aún está en disputa, sin embargo ronda los 1.000—un pequeño número en comparación con los repetidos ataques aéreos realizados sobre la ciudad siria de Alepo.

En respuesta a estos ataques, y encomendado por el gobierno Republicano de España de entonces, el gran artista español Pablo Picasso compuso un cuadro al óleo del tamaño de un mural. Picasso usó una paleta de grises, negros y blancos y su trabajo permanece como una de las más elocuentes pinturas opositoras a la guerra de todos los tiempos. La pintura fue primero exhibida en Paris en 1937. Por expreso deseo del pintor, la obra permaneció fuera de España hasta el final del régimen de Franco. Una copia en tapiz del Guernica de Picasso fue exhibida en las paredes del edificio de las Naciones Unidas en Nueva York a la entrada de la sala del Consejo de Seguridad desde 1985 hasta 2009. Cabe preguntarse qué pensarían hoy los actuales miembros del Consejo de Seguridad del tapiz si lo vieran de camino a sus infructuosas deliberaciones acerca de la crisis en Siria.

La responsabilidad por los actuales crímenes recae no solo en el régimen de Bashar-al-Assad y el gobierno ruso que lo apoya, sino también en la mal dirigida estrategia de las potencias occidentales lideradas por Estados Unidos. ¿Por qué está errada la política occidental en Siria?

Durante esta crisis, Estados Unidos ha insistido en una premisa que pocos, si es que algunos, creen y sobre la cual los rusos se han llenado la boca, mientras que el consumado diplomático ruso Sergei Lavrov le toma el pelo al hiperactivo pero menos efectivo Secretario de Estado estadounidense John F. Kerry con la diplomacia preventiva arrastrándolo a un callejón sin salida, cuando Estados Unidos y sus aliados simplemente tienen que renunciar, como resulta claro en la notable y reciente declaración conjunta occidental que reza: “La carga de la prueba está sobre Rusia para probar que está deseosa y apta para tomar pasos extraordinarios para rescatar los esfuerzos diplomáticos”.

La equivocada premisa de la estrategia occidental termina en un rotundo fracaso. ¿Cuál es esta premisa? Se presume que no hay una solución militar para el conflicto sirio. En cualquier conflicto, esto ocurre cuando una de las partes en disputa erróneamente llega a la conclusión que la lucha ha llegado a un impasse, cuando en realidad la otra parte no cree eso y continúa avanzando. Para ser claros, el objetivo eventual—pero sólo eventual—es una serie de acuerdos diplomáticos para resolver la guerra civil siria mediante la negociación y el compromiso.

Sobre tan errada premisa, Estados Unidos cree que Rusia estaría dispuesta a encarar un acuerdo negociado a cambio de un cese al fuego y el supuesto prestigio de conducir una operación militar conjunta con Estados Unidos en Siria contra los grupos terroristas. Esto es una vana ilusión y es muy fácil de desenmascarar. Por otro lado, la visión rusa es la opuesta y esto no es ningún secreto. Sergei Lavrov ha dicho de manera clara y rotunda: el presidente Bashar-Al-Assad es el único socio viable en la lucha contra el “terrorismo”—un muy flexible epíteto ya que mi “luchador por la libertad” es tu “terrorista” y viceversa. Lavrov calificó al ejército de Assad como “la fuerza más eficiente para combatir el terror en Siria”. Para los rusos el objetivo estratégico es: Permitir que Assad prevalezca, sangrienta como seguro será su “victoria” (por supuesto, los rusos nunca pestañearon ante la brutalidad ilimitada de Stalin, quien fue registrado afirmando que “la muerte soluciona todos los problemas—si no hay más persona, no hay más problema”.) y sólo luego intentarán acordar con Assad y convencerlo que sea más “civilizado”.

La creencia que las negociaciones que siguen ahora sobre el cese de fuego llevarán a la paz y a algún tipo de transición hacia un régimen post-Assad, junto con las tibias y contradictorias políticas de Estados Unidos en el terreno, ubicaron a los Estados Unidos en una encrucijada de la solo se sale o bien con una accion de fuerza, o bien con el rabo entre las patas. Las exhortaciones contra la actual masacre sin ninguna acción tendiente a pararla no resolverán nada.

[1] . N.T.: Una bomba de barril es un tipo de artefacto explosivo improvisado (IED, por sus siglas en inglés), que por lo general consiste en barriles llenos de explosivos, con frecuencia shrapnel, aceite o armas químicas, y fragmentos metálicos como clavos que se proyectan como metralla, y que son lanzados desde un avión o un helicóptero. Debido a la cantidad de explosivos que estos artefactos pueden albergar, así como a su baja precisión y a su uso indiscriminado en áreas civiles (incluyendo campos de refugiados), sus detonaciones suelen ser devastadoras. Sus críticos las han caracterizado como armas ilegales y destinadas a crear terror. https://es.wikipedia.org/wiki/Bomba_de_barril

[2] . N.T.: Una bomba de racimo o bomba «clúster» es una bomba de caída libre, o dirigida, lanzada desde el aire o desde la superficie. Las bombas de racimo contienen un dispositivo que, al abrirse, libera un gran número de pequeñas bombas. Estas sub-municiones causan diferentes daños, como perforar vehículos blindados con su carga explosiva o matar o herir a mucha gente de manera indiscriminada con sus fragmentos de metralla, o comenzar incendios. https://es.wikipedia.org/wiki/Bomba_de_racimo

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s