Un país para todos

El timón de la economía global diciembre 19, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 5:22 pm
Tags: , , ,

Estamos frente a un crítico desafío global que, por cierto, también incumbe a los países del Hemisferio Sur: es necesario desmontar los mecanismos que generan una desaforada concentración económica, destrucción ambiental, creciente desigualdad, reproducción de la pobreza y la indigencia, consumismo irresponsable, avance del crimen organizado; que debilita la cohesión social,  afecta la representatividad de los liderazgos,  condiciona la gobernabilidad democrática. Esta dinámica está sostenida por la enorme fuerza de grupos privilegiados que se apoderaron del timón de la economía global. Ellos definen el rumbo sistémico y nuestra forma de funcionar, imponen valores y opiniones, deciden dónde, cómo y cuándo invertir los concentrados ingresos del planeta.

 

Esta afirmación está lejos de ser una exageración sin fundamento. Veamos algunas  cifras que hablan por sí mismas. El 40% de la riqueza mundial está en manos de apenas el 10% de la población. De 7.000 millones de personas (personas, no números) que habitamos este planeta, el 0,000017 % (1.210 multimillonarios) posee una riqueza equivalente a la que todo un continente (América Latina) genera anualmente. No por casualidad, tan dramática situación se corresponde con una impresionante concentración de las decisiones de invertir los ahorros del mundo, qué producir, dónde hacerlo, cuando retraerse, si apoyamos la economía real o vamos por la especulación, si jugamos con las reglas institucionales o las violentamos (evasión, fuga de capitales), si respetamos la voluntad democrática o la alienamos y manipulamos: tan sólo 147 entidades (entre las 43.000 compañías globales existentes) controlan el 40% de las empresas transnacionales.

   

Ante fuerzas de tal envergadura, la posibilidad de transformar el rumbo sistémico y dar paso a un desarrollo justo y sustentable va estrechamente asociada a conformar amplios espacios de concertación política en países con renovadas democracias, una renovación sustentada en la concientización y movilización de inmensas mayorías poblacionales. Esfuerzo laborioso, constante, permanente, alejado de soluciones mágicas y menos aun autoritarias.

 .

 

 

                                                                                  Roberto Sansón Mizrahi

                                                                                  © copyright Opinión Sur, 2012

                                                                                  www.opinionsur.org.ar

 

 

Apropiaciones que minaron nuestro potencial agosto 21, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 8:44 pm
Tags: , , , , ,

Global Financial Integrity, señala que, al igual que en América Latina, en África los flujos ilícitos entre 1970 y 2008 fueron enormes: sumaron 854.000 millones de dólares (¡y siguen creciendo al 11% anual!); esta cifra permitiría eliminar toda la deuda externa de África y dedicar los 600.000 millones restantes a aliviar la pobreza y promover el desarrollo.

Tan enorme atraco realizado en connivencia con socios locales, beneficiados a costa de sus compatriotas, contribuyó y sigue contribuyendo a generar la difícil situación de rezago socioeconómico y desarticulación institucional que pesa sobre las sociedades del Hemisferio Sur. Sólo hipócritas o desinformados podrían entonces sorprenderse que los países saqueados no pudieran retener a sus propias poblaciones.

Fueron múltiples los mecanismos que se utilizaron para drenar recursos del Hemisferio Sur. Los más significativos se relacionan con el comercio internacional y la explotación de recursos naturales como petróleo, cobre, oro, plata, litio, bosques, entre muchos otros.

En la época colonial, la dominación militar hizo posible extraer recursos naturales sin compensación alguna. El valor de lo extraído fue el sustento del funcionamiento de las metrópolis de ese traumático período histórico. A partir de la progresiva independencia de las colonias, el proceso de extracción de excedentes se mantuvo mediante las condiciones que grandes corporaciones internacionales impusieron a los nuevos países: muy bajas regalías, exenciones tributarias, laxa regulación ambiental y de condiciones de trabajo, provisión sin costo de infraestructura de puertos y vías, entre otras. Esta dinámica se mantiene aunque adaptada a las circunstancias institucionales de los tiempos que corren.

De este modo, por décadas y no años se extrajeron excedentes debilitando a países al impedir su capitalización mientras que, al mismo tiempo, esos recursos robustecían a los países centrales. Muy distinto hubiese sido el resultado si esa inmensa masa de recursos hubiese permanecido en el Hemisferio Sur y hubiese sido aplicada para financiar su desarrollo.
.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar