Un país para todos

Otro tipo de crecimiento agosto 13, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 3:58 pm
Tags: , ,

Hoy en Europa toca alertar sobre esta fase de relanzar el crecimiento que pareciera va a imponerse en lo que resta de la década. El desarrollo es necesario pero no se logra con cualquier tipo de crecimiento. Si se restaurase el crecimiento concentrador, como podría ocurrir de no mediar fuertes reacciones, se aflojaría la soga que estrangula a los sectores populares y volveríamos sin mayor cuestionamiento, y paradójicamente aun con cierto alivio, a la situación de pre-crisis. Ese “cierto alivio” agrega dramatismo a la pugna por restaurar un crecimiento concentrador porque, camuflada en una mejora temporal, se vuelven a sembrar las mismas semillas que después germinan como nuevas crisis y recurrentes penas y castigos. Por eso decimos que crecimiento sí, pero ya no aquel que reproduce el privilegio y la concentración que mata de a poco y destruye el planeta.

Se llenarán la boca los nuevos profetas del crecimiento y aparecerán incluso como salvadores de la situación opresiva que ahora se sufre; pero la oportunidad que no se debiera dejar pasar, el desafío que haríamos bien en asumir, no es crecer como “antes” sino crecer en un contexto de desarrollo sustentable; desconcentradamente, con equidad, sin deslizarnos en el consumismo irresponsable, cuidando de los demás y protegiendo a nuestra madre Tierra que es la que nos ha sostenido en esta marcha de muy larga data.

El desarrollo sustentable tiene variantes y modalidades, algunas conocidas y otras aun no transitadas y por descubrir. Hacen parte de un futuro que vale la pena construir y bien vivir. Existe suficiente determinación, talento y capacidad de trabajo para lograrlo pero también obstáculos e intereses que traban las nuevas opciones y buscan confundir, alienar y desviar. Estamos ante una crítica encrucijada de caminos y podemos, debemos escoger. Una decisión para valientes, para quienes nos conducen y para el ciudadano de a pié: se trata, nada más y nada menos, de ajustar el rumbo y transformar la forma de funcionar de modo de recuperar la identidad, la independencia, la equidad y la significación que nos han arrebatado.

Roberto Sansón Mizrahi

© copyright Opinión Sur, 2013

www.opinionsur.org.ar

Anuncios
 

Europa: relanzar el crecimiento sobre nuevas bases julio 10, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 8:03 pm
Tags: , , ,

Por supuesto que hay que relanzar el crecimiento en Europa; son suicidas las salvajes políticas de ajuste que se vienen aplicando. A quién se le ocurre desemplear a 20.000 docentes en España argumentando que no hay recursos y el mismo día destinar 29.500 millones de dólares para evitar la quiebra de Bankia, banco privado dirigido por un ex Director del Fondo Monetario Internacional y anteriormente Ministro de Economía que ofrecía al mundo y a su país recetarios sobre cómo administrar las finanzas y gestionar el desarrollo.

¿Hace falta volver a reseñar los desastres que esas políticas de ajuste han generado en Grecia, España, Inglaterra, Italia y casi todo el resto de países europeos? Lo que sucede en las calles y los custodiados centros de decisión gubernamentales debiera terminar de convencer que Europa necesita rectificar su trayectoria. El presente rumbo castiga a la mayoría de su población mientras que los especuladores financieros lucran con la crisis y emergerán de ella aun más ricos y fortalecidos.

Lo doloroso e indignante es que al relanzar el crecimiento que se propone, el proceso de concentración no se detendrá sino que seguirá consolidándose. Si se trata de restaurar la situación de pre-crisis sólo saldrán temporalmente de un infierno para encaminarse otra vez al mismo destino: aquellos mecanismos que condujeron a la crisis volverán a generar desbalances, inequidad e inestabilidad sistémica.

Esos efectos podrían contenerse por un tiempo si los países aplicasen con efectividad medidas compensatorias para limitar las peores consecuencias del sendero restaurado. Sería una forma de reimplantar el tipo de trayectoria social-demócrata que dio lugar a sociedades con mayor equidad y sustentabilidad pero que fueron igualmente arrastradas a la crisis por la tremenda dinámica concentradora que asfixió el progreso logrado. La dolorosa experiencia de América Latina y África con ajustes salvajes debiera servirles como referencia: sólo al cambiar de rumbo nuestros países lograron entrar en un período de prosperidad como nunca antes habían experimentado.

 

  Roberto Sansón Mizrahi

  © copyright Opinión Sur, 2013

  www.opinionsur.org.ar

 

Protegernos de los coletazos de la crisis global abril 24, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 3:45 pm
Tags: , , , ,

Los países del Hemisferio Sur no hemos generado la crisis contemporánea ni estamos enfrentando sus más destructivos efectos pero debemos protegernos de sus coletazos que pueden afectar la trayectoria de desarrollo. Varios gobiernos procuran adoptar medidas que refuercen líneas de defensa sin sacrificar el rumbo hacia un crecimiento orgánico con inclusión social y productiva. Los desafíos no son menores y toda política es por cierto perfectible; se impone proteger lo antes posible y con toda la efectividad del caso aquellos flancos que pudiesen quedar más expuestos.

 

Al fragor de las urgencias, voces interesadas aprovechan temores legítimos y pánicos inducidos para contrabandear decisiones que implican serios y costosísimos desvíos de trayectoria. Se imponen soluciones convencionales como si no hubiese otras y no es así. Aun en la emergencia es posible adoptar efectivas decisiones que no afecten el rumbo de mediano plazo. Habrá que proteger con firmeza el medio ambiente; reforzar la competitividad nacional; mejorar la productividad social y económica del gasto público; transformar la regresividad de los sistemas impositivos; abatir la tremenda evasión que limita el papel del sector público como promotor de desarrollo; sacar de la pobreza a millones de compatriotas; reorientar los subsidios construyendo trayectorias virtuosas en las que los beneficios otorgados generen autosostenimiento.

Un aspecto estratégico es trabajar acuerdos regionales con otros países del Hemisferio Sur de modo de ayudarnos unos a otros en materia tecnológica, comercial, financiera y de complementación de inversiones. Algunas medidas concretas podrían ser, entre otras, redireccionar importaciones para favorecer a países vecinos y medidas equivalentes que impulsen nuestras exportaciones; promover decisiones de inversión basadas en acuerdos que integren regionalmente producciones sectoriales; comercialización conjunta de productos complementarios; establecer entidades financieras regionales y fortalecer las existentes; utilizar nuestras monedas en las transacciones bilaterales.

Roberto Sansón Mizrahi

 © copyright Opinión Sur, 2012                                                                                              www.opinionsur.org.ar

 

Proteger lo avanzado consolidando el rumbo abril 22, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 2:25 pm
Tags:

El vigoroso crecimiento de países del Hemisferio Sur pudo en un comienzo sustentarse en una capacidad productiva instalada que estaba ociosa o muy subutilizada debido a décadas de políticas neoliberales. Sin embargo luego de algunos años con altas tasas de crecimiento, los márgenes de capacidad instalada disponible se estrecharon y en ciertos sectores desaparecieron. De ahí las tensiones inflacionarias que emergieron por la presión que el creciente consumo ejerce sobre una oferta que no puede crecer con igual dinamismo sólo utilizando la capacidad instalada existente y, además, porque no es posible acudir a masivas importaciones para complementar la oferta nacional sin comprometer el saldo de la balanza comercial. En esta nueva fase de consolidación del rumbo escogido se requieren inversiones frescas que expandan la capacidad nacional de producción.

Aquí es donde importa, una vez más, la acción gubernamental. Ocurre que las empresas obtienen rentabilidad sin aumentar la producción (implicaría invertir a mediano plazo) sino elevando el precio de sus productos: la relativa escasez de oferta lo posibilita. Pero también sucede que, a poco de andar, casi todos sus rubros de costos tenderán a ajustarse a la nueva realidad de precios eliminando aquella rentabilidad especulativa. Claro que si pudiesen seguir anticipando sus ajustes de precios a los del resto de la economía, habrán encontrado un mecanismo para acumular sin inversión.

La empresa individual no puede resolver este dilema por sí misma; toca al Estado tomar las medidas y adoptar las regulaciones que permitan alinear los intereses individuales con los del conjunto socioeconómico de modo tal de asegurar no sólo la equidad sino también la propia sustentabilidad del desarrollo de todos. Para ello habrá que adoptar baterías de medidas complementarias. Así, por ejemplo, entre muchas otras, lograr acuerdos de precios y salarios y asegurar su fiel cumplimiento; establecer facilidades crediticias e impositivas que permitan inducir nuevas inversiones y la reinversión de utilidades; negociar con quienes importan iniciativas complementarias de exportación; punir con firmeza la especulación comercial y en especial la financiera que no agregue valor a la economía real.

 

Roberto Sansón Mizrahi

© copyright Opinión Sur, 2012

www.opinionsur.org.ar

 

Ajuste o transformación II junio 8, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 8:32 pm
Tags: , , , , , ,

El ajuste tiene implicaciones en cuanto a justicia social y distribución del ingreso; en cuanto al papel del capital financiero para imponer hacia dónde se canaliza el ahorro (a especular o a financiar producción); en cuanto a las “externalidades” que hacen a la destrucción del medio ambiente, al desborde del consumismo irresponsable, al daño a la cohesión social, a las amenazas a una efectiva gobernabilidad democrática y a la pérdida de sustentabilidad del propio crecimiento económico.

En cambio, la palabra transformación pasó a representar a otra política socioeconómica que busca cambiar el rumbo y la forma de funcionar de los países y del sistema global. En esta perspectiva, transformación implica avanzar hacia un desarrollo sustentable que combine equidad con crecimiento orgánico, respetando modalidades propias para cada país y ajustándose a las cambiantes circunstancias que caracterizan a toda realidad. Se acepta la responsabilidad fiscal pero basada en la justicia distributiva y en un reparto equitativo de cargas, esfuerzos y resultados. No se entrega el timón de la economía a los mercados sino que se utiliza el poder público para orientarlos en una nueva dirección; una que no reproduzca las desastrosas “externalidades” (en verdad casi inevitables y esperables consecuencias) de la presente forma de funcionar.

Transformación también implica promover valores muy distintos a la desaforada codicia de buena parte del mundo financiero y al ninguneo con que se condena a los segmentos más vulnerables que son nuestras mayorías. Esta visión prioriza el fortalecimiento de la cohesión social que sirve de sustento a una democracia más plena en lo político, social y económico.

Dentro de la transformación hay mucho que ajustar, enmendar, corregir, mejorar, para enriquecer trayectorias y afirmar el rumbo escogido. Pero ese “ajustar” no es el “ajuste” restaurador de un orden de cosas que lleva a recurrentes implosiones, a una creciente concentración económica con su contra cara de desigualdad, pobreza e indigencia.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar