Un país para todos

¿Quién organiza el sistema económico? agosto 30, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 5:10 pm
Tags: ,

El capitalismo como hoy lo conocemos ha provocado avances y también tremendos impactos negativos: fuerte extracción de valor por sectores minoritarios, desigualdad y conflictividad social y entre países, deterioro ambiental, recurrente inestabilidad sistémica, consumismo irresponsable, sistemas delictivos agravados, migraciones no deseadas, concentración mediática, manipulación del sistema democrático con graves secuelas en cuanto a representatividad y gobernabilidad, prevalencia de valores de codicia y ninguneo de los otros, alienación y pérdida de sentido existencial, para nombrar algunos de los más importantes. Esas consecuencias negativas del funcionamiento del capitalismo concentrador hacen parte de las llamadas “externalidades”, quizás no deseadas pero que se desprenden, o son previsibles resultados, de esa particular forma de funcionar.

Para encarar esas externalidades no deseadas se han desplegado muy diversos esfuerzos intentando contener los aspectos más “salvajes” del capitalismo contemporáneo, de una forma u otra ligados a su naturaleza concentradora. Se habla entonces de un desarrollo sustentable, un desarrollo con rostro humano, un capitalismo inclusivo, un capitalismo responsable y hasta de un capitalismo socialista (para poder integrar a China dentro de la familia de capitalismos). Son intentos valiosos orientados a ajustar una trayectoria que para favorecer a ciertas minorías pone en riesgo la suerte del planeta todo. No pudieron, sin embargo, transformar un hecho esencial del capitalismo, cual es que el capital termina siendo el organizador en su propio beneficio del sistema económico global y de los sistemas nacionales. El capital concentrado detenta el suficiente poder para incidir de una forma determinante sobre la política y los gobiernos, así como sobre los valores sociales y los mecanismos que los imponen (medios de comunicación, sistema educativo, usinas de pensamiento estratégico, entre otros). Esto se agrava cuando un segmento del capital, el capital financiero, en buena parte parasitario en el sentido que no genera sino extrae valor, desplaza al capital productivo del timón del sistema económico y político.

 

Roberto Sansón Mizrahi

                                                                                  © copyright Opinión Sur, 2013

www.opinionsur.org.ar

Anuncios
 

Otro tipo de crecimiento agosto 13, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 3:58 pm
Tags: , ,

Hoy en Europa toca alertar sobre esta fase de relanzar el crecimiento que pareciera va a imponerse en lo que resta de la década. El desarrollo es necesario pero no se logra con cualquier tipo de crecimiento. Si se restaurase el crecimiento concentrador, como podría ocurrir de no mediar fuertes reacciones, se aflojaría la soga que estrangula a los sectores populares y volveríamos sin mayor cuestionamiento, y paradójicamente aun con cierto alivio, a la situación de pre-crisis. Ese “cierto alivio” agrega dramatismo a la pugna por restaurar un crecimiento concentrador porque, camuflada en una mejora temporal, se vuelven a sembrar las mismas semillas que después germinan como nuevas crisis y recurrentes penas y castigos. Por eso decimos que crecimiento sí, pero ya no aquel que reproduce el privilegio y la concentración que mata de a poco y destruye el planeta.

Se llenarán la boca los nuevos profetas del crecimiento y aparecerán incluso como salvadores de la situación opresiva que ahora se sufre; pero la oportunidad que no se debiera dejar pasar, el desafío que haríamos bien en asumir, no es crecer como “antes” sino crecer en un contexto de desarrollo sustentable; desconcentradamente, con equidad, sin deslizarnos en el consumismo irresponsable, cuidando de los demás y protegiendo a nuestra madre Tierra que es la que nos ha sostenido en esta marcha de muy larga data.

El desarrollo sustentable tiene variantes y modalidades, algunas conocidas y otras aun no transitadas y por descubrir. Hacen parte de un futuro que vale la pena construir y bien vivir. Existe suficiente determinación, talento y capacidad de trabajo para lograrlo pero también obstáculos e intereses que traban las nuevas opciones y buscan confundir, alienar y desviar. Estamos ante una crítica encrucijada de caminos y podemos, debemos escoger. Una decisión para valientes, para quienes nos conducen y para el ciudadano de a pié: se trata, nada más y nada menos, de ajustar el rumbo y transformar la forma de funcionar de modo de recuperar la identidad, la independencia, la equidad y la significación que nos han arrebatado.

Roberto Sansón Mizrahi

© copyright Opinión Sur, 2013

www.opinionsur.org.ar

 

Preservar el rumbo junio 19, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 7:37 pm
Tags: , , ,

Es necesario adoptar medidas para protegernos contra eventuales coletazos de la crisis global. Hay sectores que, escudados en la urgencia, procuran contrabandear medidas que aseguren sus privilegios; atentan contra los intereses del país. Hoy tiene alta prioridad aumentar empleos dignos y oferta productiva para reforzar el mercado interno. El fortalecido consumo hace que la capacidad productiva instalada se acerque a estar plenamente utilizada. Se impone promover nuevas inversiones; es una condición de sustentabilidad para nuestras economías emergentes. Sin embargo, hay también otras condiciones de sustentabilidad que pasan por profundizar la transformación de la dinámica concentradora: necesitamos nuevas pero también social y territorialmente diversificadas inversiones. Nuevas inversiones de actores ya consolidados son alentadas y es bueno que así sea aunque no puede ignorarse que refuerzan los nodos existentes de acumulación; para materializarse requieren de ciertos apoyos que la sociedad financia. Siendo así, corresponde que una parte significativa de las nuevas inversiones se genere a través de financiar la formación de capital en la base de la pirámide socioeconómica.

En esos vulnerables estratos, la generación de empleos es considerable aunque de baja productividad. Algo más modesta resulta su contribución al objetivo de aumentar la oferta productiva. Invertir en pequeñas unidades no sólo es justo sino recomendable para mantener tonificado el mercado interno pero deben tomarse recaudos de modo de asegurar sustentabilidad en el tiempo. De ahí que propongamos formas más efectivas y sustentables de invertir en la base del aparato productivo a través de emprendimientos inclusivos y de desarrolladoras especializadas en organizarlos.

Cuando existe la decisión política de transformar el crecimiento concentrador en un  desarrollo sustentable e inclusivo, los tipos de inversión a promover deben contribuir al objetivo macroeconómico de aumentar empleos y oferta productiva pero, al mismo tiempo, asegurando que se preserva el rumbo escogido. No hay excusas para reproducir concentración promoviendo una matriz concentrada de nuevas inversiones.

 

Roberto Sansón Mizrahi

© copyright Opinión Sur, 2013

www.opinionsur.org.ar

 

 

Generar, redistribuir, extraer valor marzo 11, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:03 pm
Tags: , , ,

Generar valor es un proceso crítico para lograr crecimiento económico y, de cumplirse otras condiciones, se constituye en uno de los pilares de un desarrollo sustentable. Pero la forma como en general se produce valor provoca también efectos no deseados que afectan gravemente el orden social, económico y ambiental. Resulta así imprescindible la intervención pública para regular, redistribuir, reasignar el valor generado en función del interés colectivo, lo cual se hace con alta, moderada, baja o ninguna efectividad. Por su parte, algunos actores utilizando fuerza o astucia evaden las regulaciones, impiden de ese modo la acción redistributiva y extraen para su exclusivo beneficio una fracción desproporcionada del valor que es generado no por ellos en soledad sino por la sociedad en su conjunto; concentran ingresos, provocan desigualdad y comprometen el desarrollo orgánico del sistema económico de un país o de una localidad.

Generación, redistribución y extracción de valor son dimensiones de una única realidad y su génesis y dinámica están estrechamente relacionadas. Quiénes generan valor, qué tipo de valor generan, cómo, cuánto y dónde se lo genera, son aspectos del proceso de generación de valor que condicionan la capacidad redistributiva y su orientación. A la vez, las políticas redistributivas impactan sobre todos los aspectos de la generación de valor. Por su parte, el impresionante drenaje de recursos que realizan quienes extraen valor mucho más allá del que ayudan a generar esteriliza buena parte del potencial local y nacional de desarrollo, restringiendo con ello la propia capacidad de generar valor y de redistribuir una parte más significativa en función del interés y bienestar del conjunto social.

Adoptar formas de generar valor que sean inclusivas y cuidadosas del medio ambiente, asegurar una efectiva redistribución de parte del valor generado en función del interés general y, muy especialmente, abatir con firmeza la extracción expoliadora de valor, son condiciones necesarias y complementarias para transitar una trayectoria de desarrollo justo y sustentable.
.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar

 

Subsidios focalizados, no indiscriminados julio 30, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:10 pm
Tags: , ,

Es importante que los subsidios lleguen a los sectores que realmente los necesitan y no indiscriminadamente a todos. No se trata de cortar subsidios sino de mejorar su asignación y facilitar con ese ahorro en el gasto público que el Estado pueda cubrir otras necesidades de infraestructura social y productiva. Esta medida hace parte y refuerza el cambio de rumbo de un país, impulsa su transformación y su marcha hacia un desarrollo más justo y sustentable.

Podría preguntarse porqué no se aplica desde un comienzo esta política. Las respuestas pueden ser diversas. Por de pronto, es posible que las primeras decisiones hayan sido tomadas en momentos de gran conmoción lo cual puede llevar a acelerar decisiones sin tiempo para despejar ignorancia e improvisación. Puede también ocurrir que se haya querido promover sectores capaces de desarrollar ventajas competitivas sustentables y que hubiesen requerido ciertos apoyos iniciales de modo de poder posicionarse en un mercado global altamente competitivo, tal como sucedió y aun sucede en varios países afluentes. También es cierto que hay fases en el desarrollo de los países donde lo que se requiere sin demora es una inyección masiva de recursos públicos en la economía: es el caso cuando se atraviesa una grave emergencia social o cuando, a la salida de una crisis, es necesario reavivar el mercado interno para apuntalar una incipiente recuperación. Una vez superadas esas circunstancias tocará ajustar las políticas aplicadas e incluso transformar su naturaleza, como cuando al ceder una emergencia social se puede paulatinamente virar de subsidiar el consumo popular hacia financiar el establecimiento de emprendimientos productivos inclusivos.

Las políticas que sostienen un nuevo rumbo no pueden permanecer inmutables; necesitan transformarse a medida que se avanza y toca encarar cambiantes desafíos. Esta constatación, casi una perogrullada, no debiera ser ignorada ya que se arriesgaría trabar el propio proceso de transformación. Con el paso del tiempo y los cambios de circunstancias, hasta las políticas transformadoras deben transformarse.
.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opiniónsur.org.ar

 

Enfrentar la crisis sin cortar empleos marzo 27, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 1:28 pm
Tags: , ,

Ante una crisis es un craso error utilizar el empleo como variable de ajuste. Esto por razones éticas, económicas, sociales y políticas. Sin embargo, en un enorme segmento de empresas y organizaciones públicas de casi todo el mundo la primera, no la última, respuesta ha sido cortar empleos. Existen otras formas más efectivas y menos destructivas de enfrentar una crisis y ajustar el rumbo hacia un desarrollo sustentable.
Cortar brutalmente empleos para enfrentar una crisis genera un altísimo costo social: a nivel familiar la penuria de quienes se ven sin trabajo cuando también se resienten los servicios asistenciales; a nivel de la sociedad en su conjunto se resquebraja la cohesión social afectando la estabilidad política, la seguridad y la gobernabilidad democrática.
Pero cortar empleos en épocas críticas es también un error desde el punto de vista económico. Sólo una visión parcial y de corto plazo lleva a empresas y al sector público a ajustar sus cuentas cortando empleos. Cada actor económico y el propio sector público acuden a ese tipo de medidas creyendo que su situación mejorará descargando costos. Lo que no consideran es que esa “solución” se proyecta sobre el mercado interno: reduce la demanda agregada y genera el reflujo de nuevas olas recesivas acrecentando la crisis. Caen los ingresos de las empresas pero también se resiente la recaudación impositiva reproduciendo el rojo fiscal a un menor nivel de actividad. Si la crisis se torna global y alcanza a un gran número de países, la situación se complica aun más: mientras el sistema financiero procura administrar el creciente riesgo restringiendo duramente el crédito, la alternativa de acrecentar exportaciones para compensar la caída del mercado interno se torna inviable (todos quieren exportar, pocos importar) y el efecto dominó (quebrantos que arrastran a otros) se acelera y provoca subas del riesgo país y del consecuente costo financiero de endeudarse, lo cual agrava la situación y puede, en ciertos casos, generar condiciones para una eventual cesación de pagos y la reestructuración forzada de la deuda soberana.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar