Un país para todos

Capitalismo, ¿sistema eterno? agosto 15, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:49 pm
Tags: , ,

Hay quienes piensan que el capitalismo concentrador es la única forma como puede funcionar una economía, nuestros países, el planeta todo. Reconocen que es un sistema imperfecto pero afirman que no hay otro mejor, parecido a lo que se suele decir de la democracia. Para ellos el capitalismo contemporáneo sería una última instancia en el desarrollo de los sistemas económicos; un ilusorio y por cierto fantasioso fin de la historia; algo que llegó para quedarse; que puede ajustarse en algunos aspectos pero que, en esencia, pasa a ser un sistema eterno.

Esta visión expresa cierta ignorancia o soberbia, cualidades que suelen crecer aunadas, aunque también podría considerarse una defensa ideológica de privilegios adquiridos con el proceso global de concentración de la riqueza. La historia, las ciencias sociales, la experiencia de comunidades y sociedades demuestran que no existen sistemas eternos ya que esa eternidad es de naturaleza imposible. Ernesto Sábato decía con fina ironía que “los Sistemas Eternos tienen una característica: duran muy poco. Todos ellos aspiran a la Verdad Absoluta, pero la historia de la filosofía es la historia de los Sistemas, o sea la historia del Derrumbe de los Sistemas”.

Quienes señalan que ningún otro sistema podrá exitosamente reemplazar el capitalismo contemporáneo se dicen defensores de los derechos humanos aunque prime en el mundo una tremenda desigualdad y miles de millones de seres humanos no accedan a niveles aceptables de bienestar; pregonan la libre expresión pero condicionan la generación y diseminación de nuevas ideas; hablan de democracias representativas pero manipulan el sistema democrático afectando la representatividad de quienes son electos y la propia gobernabilidad democrática.

Con tan poderosas fuerzas predicándola no debiera sorprender que perdure la creencia que más allá del capitalismo no hay sino un enorme, peligroso e imprevisible gran vacío, tan desconocido, y por ignorancia amenazante, como aquel otro de fines del Siglo XV cuando los europeos temían enrumbar sus carabelas hacia el occidente porque muchos creían que el océano terminaría abruptamente.

Roberto Sansón Mizrahi

© copyright Opinión Sur, 2013

http://www.opinionsur.org.ar

 

 

El timón de la economía global diciembre 19, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 5:22 pm
Tags: , , ,

Estamos frente a un crítico desafío global que, por cierto, también incumbe a los países del Hemisferio Sur: es necesario desmontar los mecanismos que generan una desaforada concentración económica, destrucción ambiental, creciente desigualdad, reproducción de la pobreza y la indigencia, consumismo irresponsable, avance del crimen organizado; que debilita la cohesión social,  afecta la representatividad de los liderazgos,  condiciona la gobernabilidad democrática. Esta dinámica está sostenida por la enorme fuerza de grupos privilegiados que se apoderaron del timón de la economía global. Ellos definen el rumbo sistémico y nuestra forma de funcionar, imponen valores y opiniones, deciden dónde, cómo y cuándo invertir los concentrados ingresos del planeta.

 

Esta afirmación está lejos de ser una exageración sin fundamento. Veamos algunas  cifras que hablan por sí mismas. El 40% de la riqueza mundial está en manos de apenas el 10% de la población. De 7.000 millones de personas (personas, no números) que habitamos este planeta, el 0,000017 % (1.210 multimillonarios) posee una riqueza equivalente a la que todo un continente (América Latina) genera anualmente. No por casualidad, tan dramática situación se corresponde con una impresionante concentración de las decisiones de invertir los ahorros del mundo, qué producir, dónde hacerlo, cuando retraerse, si apoyamos la economía real o vamos por la especulación, si jugamos con las reglas institucionales o las violentamos (evasión, fuga de capitales), si respetamos la voluntad democrática o la alienamos y manipulamos: tan sólo 147 entidades (entre las 43.000 compañías globales existentes) controlan el 40% de las empresas transnacionales.

   

Ante fuerzas de tal envergadura, la posibilidad de transformar el rumbo sistémico y dar paso a un desarrollo justo y sustentable va estrechamente asociada a conformar amplios espacios de concertación política en países con renovadas democracias, una renovación sustentada en la concientización y movilización de inmensas mayorías poblacionales. Esfuerzo laborioso, constante, permanente, alejado de soluciones mágicas y menos aun autoritarias.

 .

 

 

                                                                                  Roberto Sansón Mizrahi

                                                                                  © copyright Opinión Sur, 2012

                                                                                  www.opinionsur.org.ar