Un país para todos

Preservar el rumbo junio 19, 2013

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 7:37 pm
Tags: , , ,

Es necesario adoptar medidas para protegernos contra eventuales coletazos de la crisis global. Hay sectores que, escudados en la urgencia, procuran contrabandear medidas que aseguren sus privilegios; atentan contra los intereses del país. Hoy tiene alta prioridad aumentar empleos dignos y oferta productiva para reforzar el mercado interno. El fortalecido consumo hace que la capacidad productiva instalada se acerque a estar plenamente utilizada. Se impone promover nuevas inversiones; es una condición de sustentabilidad para nuestras economías emergentes. Sin embargo, hay también otras condiciones de sustentabilidad que pasan por profundizar la transformación de la dinámica concentradora: necesitamos nuevas pero también social y territorialmente diversificadas inversiones. Nuevas inversiones de actores ya consolidados son alentadas y es bueno que así sea aunque no puede ignorarse que refuerzan los nodos existentes de acumulación; para materializarse requieren de ciertos apoyos que la sociedad financia. Siendo así, corresponde que una parte significativa de las nuevas inversiones se genere a través de financiar la formación de capital en la base de la pirámide socioeconómica.

En esos vulnerables estratos, la generación de empleos es considerable aunque de baja productividad. Algo más modesta resulta su contribución al objetivo de aumentar la oferta productiva. Invertir en pequeñas unidades no sólo es justo sino recomendable para mantener tonificado el mercado interno pero deben tomarse recaudos de modo de asegurar sustentabilidad en el tiempo. De ahí que propongamos formas más efectivas y sustentables de invertir en la base del aparato productivo a través de emprendimientos inclusivos y de desarrolladoras especializadas en organizarlos.

Cuando existe la decisión política de transformar el crecimiento concentrador en un  desarrollo sustentable e inclusivo, los tipos de inversión a promover deben contribuir al objetivo macroeconómico de aumentar empleos y oferta productiva pero, al mismo tiempo, asegurando que se preserva el rumbo escogido. No hay excusas para reproducir concentración promoviendo una matriz concentrada de nuevas inversiones.

 

Roberto Sansón Mizrahi

© copyright Opinión Sur, 2013

www.opinionsur.org.ar

 

 

Responsabilidad pública y privada abril 3, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:30 pm
Tags: , , , ,

En un contexto de crisis en el que las políticas públicas imponen ajustes y las estrategias individuales de defensa la agravan, operan los intereses de quienes lucran con las dificultades de los otros. Son especuladores y fondos buitres indiferentes a las penurias de la mayoría; mientras cunde el pánico y la incertidumbre, los especuladores hacen su agosto.
El pensamiento hegemónico afirma que no hay otra forma de encarar una crisis pero no es así. Existen otras opciones, ninguna sencilla y todas plagadas de imponderables pero más promisorias: las soluciones alternativas no apuntan a sólo apagar incendios y restaurar el orden de pre-crisis sino que encaran la emergencia procurando transformar la dinámica concentradora que origina la crisis.

Adoptar un nuevo rumbo exige construir una firme base de sustento político y social. Es que habrá que realinear en función de los nuevos objetivos todos los instrumentos disponibles de modo de fortalecer, al mismo tiempo, la marcha del aparato productivo, la cohesión social y la justicia distributiva.

Enfrentados a una crisis, el sector público y las empresas debieran esforzarse por encarar sus dificultades y ordenar sus cuentas no asfixiando la inversión y el mercado interno. El sacrificio que una crisis impone no pasa por ahí: no se trata de reducir el gasto público sino de mejorar su efectividad; no es imponer mayor carga tributaria sino abatir la regresividad del sistema impositivo; tampoco sirve cortar el crédito sino que habrá que reorientarlo hacia la producción en lugar de la especulación. A su vez, aquellas empresas que lideran cadenas productivas tienen la responsabilidad que sus decisiones no impacten negativamente el nivel de ocupación de su cadena de valor.

En una crisis son muchos los actores que procuran descargar sobre los demás su cuota de aporte al esfuerzo colectivo de recuperación. La codicia está presente pero también quienes observan que otros evaden su responsabilidad. De ahí que resulte imprescindible la intervención del sector público con nuevas políticas, medidas regulatorias y, muy especialmente, ejercitando un efectivo control de su cumplimiento.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar