Un país para todos

Responsabilidad mesoeconómica de empresas líderes julio 17, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 3:48 pm
Tags: , , , ,

Ante una crisis, las empresas líderes no debieran acudir a cortar empleos como primera variable de ajuste sino hacer todo lo posible para preservar el nivel de ocupación a lo largo de su cadena productiva. Es parte de lo que denominamos responsabilidad mesoeconómica de empresas que lideran cadenas productivas. Esto es, existiendo más de una opción para encarar una situación de crisis, la empresa líder debiera ponderar en sus decisiones el impacto diferencial de cada solución tanto sobre el empleo propio como de los otros actores que conforman su cadena de valor.

Hay también otras acciones que las empresas, asociadas con el sector público y las organizaciones de desarrollo, pueden encarar para preservar el nivel general de ocupación: ayudar a crear empleo por cuenta propia.

El empleo por cuenta propia puede absorber un segmento de quienes ven caer sus puestos de trabajo. Pero vale una advertencia: no se trata de generar empleo en unidades y sectores sin futuro sino en emprendimientos productivos que puedan preferentemente establecerse en sectores promisorios.

Lo que se propone apunta al establecimiento de emprendimientos productivos que, utilizando ingeniería de negocios ya disponible (sistema de franquicias, comercializadoras, consorcios de exportación, conglomerados de cooperativas, agroindustrias locomotoras y otras), sean capaces de articular pequeños productores dispersos o desempleados con socios estratégicos que aporten gestión y conocimiento del mundo de los negocios. A estos dos tipos de actores se le suman otros del sector público, la sociedad civil y la comunidad científica y tecnológica que aportan capital, contactos, conocimientos y aseguran una justa distribución de esfuerzos y de los resultados que se obtengan.

Estos emprendimientos que llamamos inclusivos están en capacidad de acceder a un umbral más alto de oportunidades que los alcanzables por pequeños y micro productores aislados; sin embargo, no surgen espontáneamente. De ahí que alentemos el establecimiento de equipos especializados en conformar y darle soporte a este particular tipo de unidades productivas: las desarrolladoras de emprendimientos inclusivos.
.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar

 

Competitividad con equidad abril 16, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 8:50 pm
Tags: , , ,

Hay quienes argumentan que si las empresas mantuviesen empleos que ya no fuesen requeridos debido a cambios de circunstancias en la economía global, se introducirían graves rigideces en el mercado laboral que producirían caídas de productividad y de competitividad. Este argumento en un contexto de crisis se esgrime para no afectar (o afectar lo menos posible) a otras variables que hacen a la dinámica de funcionamiento y a la estructura de costos de una empresa y del sector público. Sin embargo, si el ajuste corporativo y de los organismos públicos priorizara otras dimensiones y variables dejando como último recurso reducir empleos, emergerían otro tipo de soluciones más sustentables y equitativas para preservar productividades y competitividad.
Por de pronto, antes de cualquier otra medida se impone analizar primero si hay márgenes para mejorar la gestión corporativa, la cual quizás en la situación de pre-crisis no requería la efectividad que el estallido impone. Las deficiencias de gestión que existiesen no debieran descargarse sobre los trabajadores sino encararse y eliminarse; es la forma más efectiva de fortalecer la competitividad y sostener mercados sin afectar empleos.

En la estructura de costos de una empresa existen diversos rubros no laborales que debieran ser pulidos antes de considerar cortar empleos. Entre otros, mejoras en la utilización de los insumos y en los sistemas de comercialización donde hay mucha tela para cortar.

También debiera revisarse el rubro ingresos de administradores y propietarios del capital, particularmente en aquellas empresas que antes de estallar la crisis hubieran acumulado considerables ganancias. Preservar el capital humano no sólo es un acto de justicia (fue un crítico factor para obtener los resultados que se acumularon), sino también constituye una forma de asegurar que ese capital esté disponible y más fogueado para cuando comience la fase de recuperación.

Lo que propone este enfoque es (i) sostener el empleo mientras se atraviesa la crisis y (ii) llegar a tiempos más calmos con todo el potencial corporativo casi intacto de modo de aprovechar las oportunidades que suelen abrirse a la salida de las crisis.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar