Un país para todos

Protagonismos para abatir pobreza y desigualdad febrero 6, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:24 pm
Tags: , ,

La desigualdad y la pobreza requieren ser encaradas con esfuerzos en varios niveles. En el nivel nacional y provincial con políticas que establecen regulaciones y financiamiento de macro proyectos; en el nivel mesoeconómico (el espacio de las redes productivas y cadenas de valor) promoviendo que el aparato productivo y en especial quienes lideran cadenas productivas ejerzan responsabilidad mesoeconómica con sus trabajadores, sus proveedores, sus distribuidores y aun sus clientes; en el nivel local alentando que municipios junto con movimientos sociales, organizaciones de la sociedad civil, la comunidad científica y tecnológica, los formadores de opinión, asuman iniciativas concretas para abatir pobreza y desigualdad en su localidad. Son muchos y diversos los actores que deben movilizarse para encarar un flagelo generado por la forma como las sociedades se han organizado y cuyas implicaciones no son sólo éticas sino que se proyectan sobre la cohesión social, los movimientos políticos, la gobernabilidad democrática y el mismo funcionamiento del sistema económico.

Es a nivel local donde penurias y necesidades se expresan con toda su virulencia. Cortes de ruta, invasión de tierras, manifestaciones multitudinarias, violencia popular, insumen enorme energía y provocan tremenda inestabilidad social. Para pobres e indigentes un reclamo básico es tener un espacio donde vivir con dignidad e ingresos genuinos que les permitan emerger de sus adversas circunstancias. Esto implica disponer de una vivienda en un entorno seguro con apropiada infraestructura física, equipamiento social y acceso a empleos dignos. La organización, implementación, gestión y costo de estas soluciones supera con creces la capacidad de cualquier actor aislado. El desafío pasa por combinar iniciativa y coordinación local con la movilización de apoyos del gobierno nacional y provincial, el sector privado, la comunidad científica y tecnológica, las organizaciones de la sociedad civil y, en el centro del esfuerzo, la participación de las familias pobres e indigentes y los movimientos sociales en los que participan.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar

Anuncios