Un país para todos

Competitividad con equidad abril 16, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 8:50 pm
Tags: , , ,

Hay quienes argumentan que si las empresas mantuviesen empleos que ya no fuesen requeridos debido a cambios de circunstancias en la economía global, se introducirían graves rigideces en el mercado laboral que producirían caídas de productividad y de competitividad. Este argumento en un contexto de crisis se esgrime para no afectar (o afectar lo menos posible) a otras variables que hacen a la dinámica de funcionamiento y a la estructura de costos de una empresa y del sector público. Sin embargo, si el ajuste corporativo y de los organismos públicos priorizara otras dimensiones y variables dejando como último recurso reducir empleos, emergerían otro tipo de soluciones más sustentables y equitativas para preservar productividades y competitividad.
Por de pronto, antes de cualquier otra medida se impone analizar primero si hay márgenes para mejorar la gestión corporativa, la cual quizás en la situación de pre-crisis no requería la efectividad que el estallido impone. Las deficiencias de gestión que existiesen no debieran descargarse sobre los trabajadores sino encararse y eliminarse; es la forma más efectiva de fortalecer la competitividad y sostener mercados sin afectar empleos.

En la estructura de costos de una empresa existen diversos rubros no laborales que debieran ser pulidos antes de considerar cortar empleos. Entre otros, mejoras en la utilización de los insumos y en los sistemas de comercialización donde hay mucha tela para cortar.

También debiera revisarse el rubro ingresos de administradores y propietarios del capital, particularmente en aquellas empresas que antes de estallar la crisis hubieran acumulado considerables ganancias. Preservar el capital humano no sólo es un acto de justicia (fue un crítico factor para obtener los resultados que se acumularon), sino también constituye una forma de asegurar que ese capital esté disponible y más fogueado para cuando comience la fase de recuperación.

Lo que propone este enfoque es (i) sostener el empleo mientras se atraviesa la crisis y (ii) llegar a tiempos más calmos con todo el potencial corporativo casi intacto de modo de aprovechar las oportunidades que suelen abrirse a la salida de las crisis.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar

Anuncios
 

Responsabilidad pública y privada abril 3, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:30 pm
Tags: , , , ,

En un contexto de crisis en el que las políticas públicas imponen ajustes y las estrategias individuales de defensa la agravan, operan los intereses de quienes lucran con las dificultades de los otros. Son especuladores y fondos buitres indiferentes a las penurias de la mayoría; mientras cunde el pánico y la incertidumbre, los especuladores hacen su agosto.
El pensamiento hegemónico afirma que no hay otra forma de encarar una crisis pero no es así. Existen otras opciones, ninguna sencilla y todas plagadas de imponderables pero más promisorias: las soluciones alternativas no apuntan a sólo apagar incendios y restaurar el orden de pre-crisis sino que encaran la emergencia procurando transformar la dinámica concentradora que origina la crisis.

Adoptar un nuevo rumbo exige construir una firme base de sustento político y social. Es que habrá que realinear en función de los nuevos objetivos todos los instrumentos disponibles de modo de fortalecer, al mismo tiempo, la marcha del aparato productivo, la cohesión social y la justicia distributiva.

Enfrentados a una crisis, el sector público y las empresas debieran esforzarse por encarar sus dificultades y ordenar sus cuentas no asfixiando la inversión y el mercado interno. El sacrificio que una crisis impone no pasa por ahí: no se trata de reducir el gasto público sino de mejorar su efectividad; no es imponer mayor carga tributaria sino abatir la regresividad del sistema impositivo; tampoco sirve cortar el crédito sino que habrá que reorientarlo hacia la producción en lugar de la especulación. A su vez, aquellas empresas que lideran cadenas productivas tienen la responsabilidad que sus decisiones no impacten negativamente el nivel de ocupación de su cadena de valor.

En una crisis son muchos los actores que procuran descargar sobre los demás su cuota de aporte al esfuerzo colectivo de recuperación. La codicia está presente pero también quienes observan que otros evaden su responsabilidad. De ahí que resulte imprescindible la intervención del sector público con nuevas políticas, medidas regulatorias y, muy especialmente, ejercitando un efectivo control de su cumplimiento.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar