Un país para todos

Ajuste o transformación II junio 8, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 8:32 pm
Tags: , , , , , ,

El ajuste tiene implicaciones en cuanto a justicia social y distribución del ingreso; en cuanto al papel del capital financiero para imponer hacia dónde se canaliza el ahorro (a especular o a financiar producción); en cuanto a las “externalidades” que hacen a la destrucción del medio ambiente, al desborde del consumismo irresponsable, al daño a la cohesión social, a las amenazas a una efectiva gobernabilidad democrática y a la pérdida de sustentabilidad del propio crecimiento económico.

En cambio, la palabra transformación pasó a representar a otra política socioeconómica que busca cambiar el rumbo y la forma de funcionar de los países y del sistema global. En esta perspectiva, transformación implica avanzar hacia un desarrollo sustentable que combine equidad con crecimiento orgánico, respetando modalidades propias para cada país y ajustándose a las cambiantes circunstancias que caracterizan a toda realidad. Se acepta la responsabilidad fiscal pero basada en la justicia distributiva y en un reparto equitativo de cargas, esfuerzos y resultados. No se entrega el timón de la economía a los mercados sino que se utiliza el poder público para orientarlos en una nueva dirección; una que no reproduzca las desastrosas “externalidades” (en verdad casi inevitables y esperables consecuencias) de la presente forma de funcionar.

Transformación también implica promover valores muy distintos a la desaforada codicia de buena parte del mundo financiero y al ninguneo con que se condena a los segmentos más vulnerables que son nuestras mayorías. Esta visión prioriza el fortalecimiento de la cohesión social que sirve de sustento a una democracia más plena en lo político, social y económico.

Dentro de la transformación hay mucho que ajustar, enmendar, corregir, mejorar, para enriquecer trayectorias y afirmar el rumbo escogido. Pero ese “ajustar” no es el “ajuste” restaurador de un orden de cosas que lleva a recurrentes implosiones, a una creciente concentración económica con su contra cara de desigualdad, pobreza e indigencia.

.

Roberto Sansón Mizrahi
© copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar

Anuncios
 

Desprenderse del pensamiento hegemónico junio 5, 2012

Filed under: Uncategorized — unpaisparatodos @ 6:12 pm

Si alguna vez hubo dudas, hoy queda claro que los mercados no son capaces de prevenir ni solucionar de por sí las crisis. Mucho menos cuando los “mercados” son dominados por el capital financiero que impone sus intereses y subordina a micro, pequeños, medianos y grandes productores que hacen parte de la economía real. Si bien los mercados son capaces de encarar desajustes de menor envergadura, no existen en su seno mecanismos auto-regulatorios para frenar o transformar dinámicas que se descontrolan y desbordan, como es la presente acelerada concentración de ingresos y activos que genera insostenibles desigualdades y disfuncionalidad sistémica . Es desde la Política que se puede ejercer el liderazgo necesario para ajustar el rumbo y forma de funcionar de modo de asegurar sustentabilidad económica, social y ambiental.

No faltan instrumentos para lograr estos resultados y, si acaso faltasen, pueden crearse otros. Será necesario desplegar un conjunto de medidas estratégicas que afectan privilegios existentes, incluyendo transformar la asignación del gasto público, reformar los sistemas tributarios regresivos, establecer políticas monetarias y crediticias que permitan canalizar el ahorro nacional hacia la inversión productiva y social, enfrentar la especulación y los privilegios derivados de la concentración. Para lograr un vigoroso desarrollo sustentable habrá que dar paso a una nueva dinámica de acumulación, ya no de tipo concentradora como es en la actualidad, sino una acumulación desconcentrada que conduzca a una creciente justicia social y a un mejor funcionamiento sistémico. En ese nuevo contexto es posible ganar para la estabilidad y el crecimiento buena parte de la energía social que hoy está comprometida en antagonismos y enfrentamientos.

Como casi siempre sucede cuando de verdaderas transformaciones se trata, el abordaje y el tratamiento debieran guiarse por una visión sistémica que vea más allá de la coyuntura sin dejarse atrapar por los temores que ciertos intereses promueven. Es así posible desprenderse del pensamiento hegemónico y generar efectivas políticas y medidas para enfrentar la crisis.

.

Roberto Sansón Mizrahi
©copyright Opinión Sur, 2012
http://www.opinionsur.org.ar